Blogia
Laburantes

Nosotros morimos mientras ellos se llevan millones

Nosotros morimos mientras ellos se llevan millones

Dos compañeras trabajadoras de la salud nos acercan su opinión sobre el mal llamado "conflicto del campo": Hemos escuchado reiterados debates sobre la soja y las retenciones en 4 meses de conflicto entre los dos bandos capitalistas: el gobierno y el campo. Pero lo que ninguno dijo es cuales son los verdaderos costos de la “oportunidad histórica” de la Argentina.

La sojización de la que tanto se habla significa para multinacionales como Monsanto un formidable mercado de colocación de su agrotóxico Round Up y de la soja RR (resistente al glifosato, sustancia componente del herbicida Round Up), es decir un negocio redondo para el cual destina un presupuesto de 30 mil millones de dólares solo para Latinoamérica. Esta multinacional es una de las grandes beneficiarias de la política económica de los Kirchner, junto a los grandes terratenientes, los grupos del agro-business (como Los Grobo) y las cerealeras y aceiteras (Aceites General Deheza, Cargill, Bunge, Dreyfuss, etc.) y grandes frigoríficos exportadores, en detrimento de las necesidades del pueblo trabajador de la ciudad y el campo. Bajo sus gobiernos continuó el proceso de concentración de la propiedad y la tenencia de la tierra, así como la brutal explotación del peón rural, de los cuales un 75% trabaja en negro.

La Organización Mundial de la Salud informa un total anual mundial de 250 “accidentes laborales”, 170.000 son muertes en el sector agrícola a causa de la habitual exposición a altas dosis de agrotoxicos, como el Round Up. En nuestro país hay 1.300.000 asalariados rurales (400 mil de los cuales son niños), expuestos junto a sus familias a estos componentes y en terribles condiciones de superexplotación. Garantizadas estas por la ley videlista 22.248, que el “gobierno de los derechos humanos” mantiene vigente.

Los síntomas de envenenamiento por este herbicida incluyen irritaciones dérmicas y oculares, náuseas y mareos, edema pulmonar, descenso de la presión sanguínea, reacciones alérgicas, dolor abdominal, pérdida masiva de líquido gastrointestinal, vómito, pérdida de conciencia, destrucción de glóbulos rojos, electrocardiogramas anormales y daño o falla renal. Un estudio multidisciplinario realizado entre otros por misma Federación Agraria Argentina, comprobó “fuertes correlaciones entre los casos de cáncer, leucemia, lupus y otras graves afecciones, halladas en pueblos del área Sur y central sojera de Santa Fe, con la localización de las máquinas de fumigación, depósitos de agrotóxicos, ‘silos’ de bidones de plaguicidas, lugares de frecuentes fumigaciones aéreas y ‘chorreado’ de los tanques de los aviones aspersores.(1)” El informe señala que hay mayor frecuencia de cáncer de hígado y de otros del aparato digestivo. Por otro lado un reciente estudio publicado en el Journal of American Cancer Society revela una clara relación entre glifosato y linfoma no Hodgkin (LNH), una forma de cáncer.

Evidentemente a los “pequeños productores” de la FAA les son indiferentes los datos reflejados en sus propios informes frente a la defensa de las cuantiosas ganancias del conjunto de la patronal agraria por la que mantuvieron la mesa de enlace con la genocida Sociedad Rural. En realidad son otros quienes de sol a sol mueren con sus familias en los campos mientras ellos comparten ganancias con los grandes terratenientes.

Asimismo, quien ha realizado muchas investigaciones e informes sobre la estas condiciones de superexplotación de los trabajadores rurales e incluso sobre la explotación infantil para la que incluye escala salarial en el convenio colectivo es UATRE (Unión Argentina de Trabajadores Rurales y Estibadores). Ante la actual crisis ha impulsado a los trabajadores rurales a la defensa de la ganancia de las patronales agrarias que se basan en la enfermedad y muerte de millones de trabajadores y el pueblo pobre.

Frente a esto los trabajadores de la ciudad tenemos que buscar la unidad con los peones rurales y los pequeños chacareros y organizarnos en forma independiente del gobierno, las patronales y las burocracias sindicales para luchar por nuestras propias demandas.

1- Ver Federación Agraria Argentina, Informe Semanal N° 197, 29 de diciembre de 2005 e Informe presentado por los Ing. Agr. Alberto Gelín y Javier de Souza, en el 2º Encuentro ‘Suelos, Fundamentos de Vida. Propuestas de Acción para el Cambio.’ organizado por CTERA, ANSAFE y el PAS, en San Jenaro Norte Santa Fe los días 19 y 20-05-2006.

ByC   Trabajadoras de la Salud

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres