Blogia
Laburantes

Para pensar

Bajado de:    http://www.flickr.com/photos/13200940@N06/

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

Historia del 1º de mayo

Historia del 1º de mayo

                  El gran historiador  Osvaldo Bayer,nos recuerda la historia de las manifestaciones del 1º de mayo, en la Argentina y en el mundo. ¿Un día de lucha por los derechos de los trabajadores o un acto electoral para conseguir un ministerio a Moyano y candidaturas para los burócratas?. Digamosle NO a los actos de los burócratas y patrones. Vayamos a los actos donde se exprese la independencia de nuestra clase. ¡Vamos  con los luchadores!!!!

 

Un debate pendiente

Un debate pendiente

El reciente fallo de la Corte Suprema que influye sobre el mundo sindical abrió la polémica sobre la representación de los trabajadores.

Por Eduardo Lucita*

El reciente fallo de la Corte Suprema declarando inconstitucional el artículo 41 de la Ley de Asociaciones Profesionales abrió un debate con posiciones aparentemente irreconciliables. Por un lado se sostiene que el fallo tiende a proteger “la libertad y la autonomía sindical”, por el otro que se trata de una definición “liberal e individualista de la libertad sindical”. Ambas posiciones parten de naturalizar la injerencia del Estado en las organizaciones obreras. Más aún cuando estos debates no son nuevos ni las posturas que se cruzan novedosas, por el contrario son la consecuencia lógica de la situación creada hace más de 50 años atrás, cuando los sindicatos, a la par que expandían su influencia en la sociedad, fueran cooptados por el Estado y los trabajadores expropiados de su independencia política.

El fallo incide directamente en los organismos de base tradicionales en el movimiento obrero –comisiones internas, cuerpos de delegados, mesas de reclamos o de representantes– organismos éstos donde la relación capital/trabajo se expresa en forma más cristalina y transparente y donde no están mediadas por las cúpulas burocráticas, su relación con el Estado y los gobiernos de turno.

Los defensores de la central única y sindicato por rama tienen razón cuando señalan que ese modelo gestado a partir de la sindicalización de masas permitió conquistas sociales históricas, pero deben reconocer que esa vitalidad y esa capacidad de negociación no era atributo de las cúpulas ni de las estructuras sindicales, cada vez más burocratizadas, sino que se sustentaba en esa suerte de organización celular que constituyen los Cuerpos de Delegados y las CCII, que al decir del historiador Adolfo Gilly constituyen una verdadera “anomalía argentina”. “Esa red, ese tejido específico e instancias organizativas cuyo funcionamiento escapa a las reglamentaciones del Estado, no solo forma opinión de la clase obrera, se nutre de ella allí donde tiene su identidad profunda y diferenciada de los otros segmentos de la sociedad, se constituye en su expresión política y su formulación orgánica.”

La autonomía de estos organismos de base no surgió de la nada. Recoge antiguas tradiciones, pero se explaya desde mediados de los años ‘40 del siglo pasado y ha estado presente, como un hilo conductor en las grandes luchas obreras. Así fue en la oleada de huelgas durante el primer gobierno peronista; en los tiempos de la resistencia; en el propio Cordobazo; y aun en la creación de las 62 Organizaciones cuando todavía no tenían el aditamento de “peronistas” y sus plenarios eran con “barras”, prefigurando verdaderos congresos obreros. Fueron también el nervio motor de las Coordinadoras de Gremios en Lucha de 1975.

Pero es precisamente desde los momentos iniciales, de este fenómeno político que no tiene muchos antecedentes en el mundo, que el Estado busca limitarlo, limando sus aristas más filosas, tratando de encorsetar el conflicto de clases inevitable en toda sociedad capitalista. Que otra cosa es sino la Ley de Asociaciones Profesionales. Tal vez convenga recordar que un país con larga tradición sindical como el Uruguay no tiene este tipo de leyes que interfieren en la libre organización de los trabajadores. La sancionada en la época de Frondizi fue un reconocimiento a la estructura sindical que la “Libertadora” quiso pulverizar, pero al mismo tiempo sancionó las herramientas jurídicas para reforzar el control burocrático de las organizaciones obreras. El proyecto de Ley Mucci, que buscaba la representación de las minorías, fue rechazado por el Congreso. El viraje del alfonsinismo a un acuerdo con la burocracia sindical terminó implantando el artículo 41 ahora declarado inconstitucional.

Es demasiado evidente: cuando los trabajadores mantenían niveles de ocupación y de unidad social y la fragmentación era incipiente, el Estado intervino para limitar la elección de representantes genuinos. Ahora cuando la reestructuración del capital, los nuevos patrones de acumulación y de gestión de la fuerza de trabajo, impusieron altos niveles de fragmentación, el Estado vuelve a intervenir en sentido contrario.

La resolución de la Corte Suprema puede, según como la instrumente el gobierno, garantizar la elección de delegados no afiliados, e incluso que la CTA consiga su reclamada personería jurídica, pero al mismo tiempo puede dar lugar a que las patronales impulsen sindicatos por empresa, más amarillos que muchos de los actuales, o su contrapartida, pequeños sindicatos “rojos”. En los primeros predomina la lógica del capital, los segundos pueden llevar al aislamiento.

Pero nada de esto garantiza la democracia sindical, que es lo único que en la fragmentación actual puede aportar a la unidad social de los trabajadores. La democracia sindical se constituye a través de un conjunto de normas y criterios que el propio movimiento obrero se debe dar para regir sus actividades cotidianas y en las que nada tiene que hacer el Estado. Representación de las minorías, rotación de los dirigentes, carácter imperativo de los mandatos asamblearios, libre expresión de las diferentes corrientes internas, libre elección y revocabilidad.

Estos aspectos, constitutivos de cualquier régimen de democracia sindical, están ausentes en la gran mayoría de nuestras organizaciones sindicales, resulten inscriptas en una u otra central. Y es el verdadero debate pendiente.

* Integrante del colectivo EDI-Economistas de Izquierda.

Un engaño para descargar la crisis sobre los trabajadores

Un engaño para descargar la crisis sobre los trabajadores

Tanto el gobierno como los burócratas de ATSA, con su silencio y complicidad, como las patronalse sanitarias, que nos tienen acostumbrados a descargas sus crisis en quienes producimos su riqueza, están preparando los argumentos legales y politícos para aprovechar la crisis y pegarnos de la forma que más nos duela y sacarnos más el jugo todavía. Los despidos, suspensiones y reduciones de derechos que hoy son cosa común en otras ramas ,aún no son masivas en sanidad, pero la voracidad patronal las aplicará más temprano que tarde.Preparemos la respuesta de los trabjadores de la sanidad!!!!

Preventivo de crisis: un engaño para descargar la crisis sobre los trabajadores

Por Ruben Tripi - Abogado del CeProDH

El llamado procedimiento preventivo de crisis nace a finales de los 80 con la ley 24013, complementada por distintos decretos de Alfonsín, Menem y De la Rúa.

Según el mecanismo, antes de tomar medidas (contra los trabajadores), las empresas deben previamente comunicarlas (10 días antes) al Ministerio de Trabajo, y a la asociación sindical “con personería gremial” que represente a los trabajadores. Según la ley, deben explicar las causas que ‘justificarían’ suspensiones, reducción de la jornada o despidos, definir si son transitorias o definitivas e individualizar a los trabajadores afectados.

La lógica es que, el Ministerio debe ‘buscar un acuerdo’ mediante audiencias y tiene la facultad de revisar la contabilidad de la empresa, como medida elemental para ver de qué crisis se trata.

La patronal –según la norma- debe pedir este procedimiento (también puede hacerlo el sindicato) cuando se afecta un mínimo del 15 % del personal en empresas de menos de 400 trabajadores; el 10% cuando tiene entre 400 y 1.000 trabajadores y el 5% de cuando tiene más de 1.000.

Durante el lapso de negociación, según la ley el empresario tiene el deber de dar ocupación a sus empleados (si despide o suspende debe reintegrarse al trabajador y pagarse los salarios caídos), y estos no deben efectuar medidas de fuerza. No hay sanción si la patronal toma las medidas antes del procedimiento, aunque si los trabajadores responden con medidas de acción directa, puede declararse la conciliación obligatoria.

Así, es evidente que el preventivo se convierte en un chantaje por el cual las empresas, aduciendo crisis, buscan descargar suspensiones o despidos, o atacar las condiciones laborales. Lejos de una ‘mediación’, se convierte en una maniobra contra los trabajadores.

¿Por qué? Si los trabajadores no admiten pagar la crisis real o supuesta, aceptando el plan empresario para “resolverla” y no se llega a un acuerdo, la patronal está en condiciones de despedir legalmente. De esta manera, el preventivo sirve para despedir de forma consensuada o para habilitar los despidos si no hay consenso. Además, si se llega al acuerdo y este es homologado por el Ministerio, tiene fuerza de convenio colectivo (modificando a la baja el vigente hasta el momento).

La experiencia indica que, generalmente, con las dirigencias gremiales burocráticas, este procedimiento ha sido un mero trámite, donde ante un escrito de la empresa, el sindicato acepta rápidamente, el Ministerio homologa (le da legalidad) y luego se “comunica” a la base el ataque patronal.

Rechazar la maniobra

Contra esta trampa, la organización y movilización de los trabajadores es vital.

En el caso de Zanon la patronal presentó un preventivo de crisis que fue rechazado por los trabajadores que investigaron las ganancias (con la colaboración de estudiantes y profesionales de la universidad regional) y demostraron que el plan patronal era una estafa para aumentar la explotación obrera. Así y todo, los ceramistas tuvieron que salir a luchar decididamente para rechazar este ataque. En el caso de Mafissa el preventivo presentado por la patronal fue rechazado por el propio Ministerio, tras una dura pelea de los trabajadores. Sin embargo, esto no impidió que la patronal llevara adelante su plan ayudado por el propio gobierno que dispuso de 700 policías para desalojar la planta. Ahora en Fate, luego de obtener superganacias, la empresa presenta un preventivo de crisis para que los trabajadores acepten despidos o rebaja salarial. “Para poder seguir funcionando y no se pierdan todos los puestos de trabajo” dirá pronto la empresa. No importa que la empresa haya embolsado en los últimos 5 o 6 años cientos de millones, la empresa alega crisis y aunque no lo demuestre legalmente se la habilita a despedir.

Por eso, hay que rechazar los preventivos de crisis antiobreros, pedir la apertura de los libros de contabilidad de aquellas empresas que aducen crisis, para mostrar a los ojos de todos cuánto han ganado en estos años. Si los empresarios no pueden sostener la producción y los puestos de trabajo, si quieren cerrar o despedir, queda la expropiación de la fábrica y su puesta en funcionamiento bajo gestión obrera como salida para que los trabajadores no paguen las crisis capitalistas.


CEPRODH

Centro de Profesionales por los Derechos Humanos

Si hay duda.....

Si hay duda.....

Con toda CLARIDAD AFJP

Con toda CLARIDAD AFJP

No se si te acordas... pero los que hoy defienden la estatización de las AFJP fueron los que te trataron de convencer de que era lo mejor para tu futuro y sabiendo que era lo mejor para su bolsillo.

La actual direccion de ATSA fueron la cara visible de una compania yanqui des fondos de inversión.El actual vocero de la CGT y burócrata mayor de ATSA capital, Hector Daer (hermano del secretario gral de la CGT durante el "menemato"), junto a su jefe Carlos West Ocampo fueron quienes entregaron a los trabajadores de la sanidad en manos de estos "buitres" que hoy dicen combatir. Esa "estafa a los trabajadores de sanidad se llamó "Claridad AFJP"

Tambien se aprovecharon de los "indecisos" que el estado, gobernado por el mismo partido patronal que hoy se desgarra las vestiduras, obligatoriamente repartío entre sus millonarios amigos y socios. Por ejemplo este comentario tomado de Clarin (ver: http://www.losocial.com.ar/nota.asp?iddocs=3218&secc=Previsi%F3n+Social# ) que dice:"Como "indeciso", las fuentes aseguran que a Kirchner le tocó la AFJP Claridad, una Administradora capitaneada por la UOCRA y Sanidad, junto a la aseguradora estadounidense ITT Hartford".

Cuando de plata y de usar a los trabajadores se trata no importa de que partido patronal sea el socio (ver http://www.lmcordoba.com.ar/2008/11/03/nota179351.html "en 1994 Delich se desempeñó como director de la AFJP Claridad, creada por el Banco de Córdoba durante la gestión del ex gobernador Eduardo César Angeloz (UCR). Claridad funcionó entre 1994 y 1998, cuando fue absorbida por Orígenes". Hace poco un periodista reflejaba en la prensa la cargadas que se hacen los burocratas de la CGT (los menos gordos contra los más gordos) porque hace algunos años eran dueños de AFJPs y hoy reciben la orden de "Nestor" para hablar pestes de los "90, con la excusa de que se equivocaron.Hoy nos recuerda el diario oficialista pagina12 : "También hubo sindicalistas que no sólo consintieron la reforma, sino que participaron del negocio. La Unión Obrera de la Construcción, encabezada por Gerardo Martínez, y la Federación de Trabajadores de la Sanidad, liderada por Carlos West Ocampo, se asociaron en la AFJP Claridad. Los gastronómicos participaron de la AFJP San José y Luz y Fuerza fundó la administradora Futura, entre otros. “Todas las AFJP ofrecen seguridad y solvencia”, aseguró West Ocampo al diario Crónica el 23 de abril de 1994."(ver http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-115403-2008-11-21.html).

H.Fair( ver dialnet.unirioja.es/servlet/fichero_articulo?codigo=2565775&orden=0)en un trabajo sobre los sindicalistas y el menemismo nos recuerda que por cada afiliado a Claridad AFJP el sindicato recibe un comisión y que...Carlos West Ocampo, codirector de la AFJP Claridad la más exitosa, con 131.216 afiliados,expresará:"Si se tiene en cuenta que el único mercado de capitales que había en la Argentina es el que generaron las AFJP,pensamos que los sindicatos que tomen esto en serio,podrán llegar a la propiedad de medios de produccion decisivos para generar empleo ..."(pagina12,"Cash", 14/08/94).Dejando en claro que nunca se pensó, ni se piensa hoy,en la jubilación de los trabajadores ni en los jubilados , como lo aclara el Kapanga de ATSA, solo se proponían hacer un mercado de capitales para los patrones ( y eso es lo que lloran hoy los que se oponen a la estatización de los fondos) y hoy se proponen hacer lo mismo pero administrado por los politicos de turno . En respuesta a estos regalitos del poder ,la ATSA de la hoy CELESTE Y BLANCA,conforma con otros burócratas "El movimiento político sindical Menem 95" apoyando la reelección del gorila musulman, como lo llamabamos los trabajadores de la sanidad, que sufriamos los ataques de la patronal y el gobierno,con una desocupación galopante y una miseria creciente. Hoy los siempre enemigos de los trabajadores de la sanidad se alinean con el actual gobierno,del mismo partido que les entrego las AFJP, diciendo todo lo contrario a lo que hicieron en los ’90, eso sí con los bolsillos un poquito más llenos.Con dirigentes así ¿quien precisa enemigos?.

La ley de Levis, Nike, Reebok y Microsoft

La ley de Levis, Nike, Reebok y Microsoft

Repudio de la la Unión de Trabajadores Costureros (UTC) al proyecto de reforma de la Ley de Trabajo a Domicilio, propuesta por el Ministerio de Trabajo, para desregular la relación entre los talleres textiles de confección y las marcas de indumentaria. Diálogo con Gustavo Vera, activista de la UTC, acerca de las implicancias de esta reforma, y sobre el sistema de trabajo clandestino en los talleres de confección de indumentaria. Por Raquel Schrott y Ezequiel Miodownik, corresponsales de Radio Mundo Real en Argentina

http://www.anred.org/article.php3?id_article=2674

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

La explotación de Clarín mata

La explotación de Clarín mata

Buenos Aires, 14 de agosto de 2008 (por Pablo Viñas).- El jueves 31 de julio a las 11 de la mañana, en un portón de ingreso a la planta de Artes Graficas Rioplatense (AGR), uno de los mayores talleres gráficos de América Latina propiedad del grupo Clarín, se produjo un accidente fatal del que es responsable la empresa, en el que falleció nuestra compañera Joana Riboli.

Joana era una joven de 29 años que trabajaba tercerizada como nutricionista para el comedor de la planta, la muerte fue en su horario de trabajo y consecuencia de la más absoluta negligencia de esta patronal que se caracteriza por mantener las condiciones de trabajo fuera del convenio y de la ley.

Quiso ingresar a la planta por un portón habilitado para el ingreso de camiones y peatones, el cual la aplasto al cerrarse. El servicio de ambulancias por el que los trabajadores hemos realizado reiterados reclamos en la fábrica tardo 35 minutos mientras la compañera agonizaba en el suelo.

Se trata de un portón que luego de la huelga del 2004 fue duplicado en su altura, y por lo tanto en su peso y fuerza. Sin embargo a pesar de circular diariamente por allí personal interno y externo a la empresa no tenia censor alguno que lo detuviera en caso de tener una persona en el medio y ni siquiera una chicharra que anunciara su cierre… un trampa mortal en la que cayó Joana.

La actitud patronal fue aberrante del principio al fin, al morir arrastraron su cuerpo para que pudieran seguir circulando los camiones llevando y trayendo mercadería, dejando una macabra marca de sangre que refleja el valor que tiene para la patronal la vida de los trabajadores.

Intentaron ocultar durante el turno mañana el terrible final de la compañera, lo cual ya no pudieron hacer con el de la tarde que inicio un paro de 24 horas, reclamando una ambulancia permanente en la planta, medico la 24 horas -incluyendo los fines de semana-, que se realice una urgente puesta a punto de las condiciones de seguridad en la fábrica y principalmente organizando luto por la compañera fallecida, luto que la patronal primero se negó a otorgar y luego a respetar. .

Con mas éxito lograron ocultar la información a la opinión publica, ya que como es conocido, entre los grande medios generan una especie de cerco mediático contra la difusión de cualquier conflicto o denuncia que involucre a uno de ellos, solo publicó una pequeña nota el matutino Crónica pero sin mencionar a quien pertenece la empresa AGR.

Durante el luto la patronal en reiteradas oportunidades intento que se volviera al trabajo interpelando a los compañeros con frases como "el mejor homenaje que le pueden hacer es trabajando" (gerente de producción) o "la vida continua" (Haurez, gerente de planta), esta presión permanente solo hizo mella en un pequeño sector del turno noche que en una actitud lamentable decidió prender algunas maquinas, pero la huelga se mantuvo firme hasta las 14 horas del día viernes, horario en el que se completaron las 24 horas, y el homenaje y el reclamo de los tres turnos en honor a la compañera.

Desde hace años, con la mas completa parálisis de la directiva sindical y la complicidad abierta del Ministerio de Trabajo, la negrera patronal de Clarín viola múltiples puntos del convenio en la fabrica, y se caracteriza por una violenta actitud antisindical. Así se han acumulado múltiples reclamos sin respuesta y han empeorado en forma global las condiciones laborales de la empresa (salario, libertad gremial, y por supuesto… las condiciones de seguridad e higiene).

La inseguridad laboral en definitiva es el resultado la intensificación de la explotación en la fábrica.

Ya contábamos en la planta con nefastos antecedentes: luego de años de reclamar médico las 24 horas solo se dignaron a poner un enfermero con horario limitado luego de que se produjera el electrocutamiento de un compañeros, en reiterados y graves accidentes el servicio de ambulancias a llegado a tardar hasta una hora, los ventiladores solo fueron recubiertos luego de que un trabajador sufriera un accidente en la mano, así como seguramente ahora… pondrán censor y una chicharra en el portón.

Reclamamos una investigación a fondo de las responsabilidades, que paguen quienes tienen que pagar comenzando por el (i) responsable de seguridad e higiene de la fabrica y el gerente general, y que no pretendan conformar a la justicia haciéndole pagar al ultimo eslabón de la cadena.

Reclamamos contra la explotación del grupo Clarín y sus nefastas consecuencias.

Pablo Vinas (Congresal L Naránja, AGR-Clarín) (110) 15 5 690 1632

Nosotros morimos mientras ellos se llevan millones

Nosotros morimos mientras ellos se llevan millones

Dos compañeras trabajadoras de la salud nos acercan su opinión sobre el mal llamado "conflicto del campo": Hemos escuchado reiterados debates sobre la soja y las retenciones en 4 meses de conflicto entre los dos bandos capitalistas: el gobierno y el campo. Pero lo que ninguno dijo es cuales son los verdaderos costos de la “oportunidad histórica” de la Argentina.

La sojización de la que tanto se habla significa para multinacionales como Monsanto un formidable mercado de colocación de su agrotóxico Round Up y de la soja RR (resistente al glifosato, sustancia componente del herbicida Round Up), es decir un negocio redondo para el cual destina un presupuesto de 30 mil millones de dólares solo para Latinoamérica. Esta multinacional es una de las grandes beneficiarias de la política económica de los Kirchner, junto a los grandes terratenientes, los grupos del agro-business (como Los Grobo) y las cerealeras y aceiteras (Aceites General Deheza, Cargill, Bunge, Dreyfuss, etc.) y grandes frigoríficos exportadores, en detrimento de las necesidades del pueblo trabajador de la ciudad y el campo. Bajo sus gobiernos continuó el proceso de concentración de la propiedad y la tenencia de la tierra, así como la brutal explotación del peón rural, de los cuales un 75% trabaja en negro.

La Organización Mundial de la Salud informa un total anual mundial de 250 “accidentes laborales”, 170.000 son muertes en el sector agrícola a causa de la habitual exposición a altas dosis de agrotoxicos, como el Round Up. En nuestro país hay 1.300.000 asalariados rurales (400 mil de los cuales son niños), expuestos junto a sus familias a estos componentes y en terribles condiciones de superexplotación. Garantizadas estas por la ley videlista 22.248, que el “gobierno de los derechos humanos” mantiene vigente.

Los síntomas de envenenamiento por este herbicida incluyen irritaciones dérmicas y oculares, náuseas y mareos, edema pulmonar, descenso de la presión sanguínea, reacciones alérgicas, dolor abdominal, pérdida masiva de líquido gastrointestinal, vómito, pérdida de conciencia, destrucción de glóbulos rojos, electrocardiogramas anormales y daño o falla renal. Un estudio multidisciplinario realizado entre otros por misma Federación Agraria Argentina, comprobó “fuertes correlaciones entre los casos de cáncer, leucemia, lupus y otras graves afecciones, halladas en pueblos del área Sur y central sojera de Santa Fe, con la localización de las máquinas de fumigación, depósitos de agrotóxicos, ‘silos’ de bidones de plaguicidas, lugares de frecuentes fumigaciones aéreas y ‘chorreado’ de los tanques de los aviones aspersores.(1)” El informe señala que hay mayor frecuencia de cáncer de hígado y de otros del aparato digestivo. Por otro lado un reciente estudio publicado en el Journal of American Cancer Society revela una clara relación entre glifosato y linfoma no Hodgkin (LNH), una forma de cáncer.

Evidentemente a los “pequeños productores” de la FAA les son indiferentes los datos reflejados en sus propios informes frente a la defensa de las cuantiosas ganancias del conjunto de la patronal agraria por la que mantuvieron la mesa de enlace con la genocida Sociedad Rural. En realidad son otros quienes de sol a sol mueren con sus familias en los campos mientras ellos comparten ganancias con los grandes terratenientes.

Asimismo, quien ha realizado muchas investigaciones e informes sobre la estas condiciones de superexplotación de los trabajadores rurales e incluso sobre la explotación infantil para la que incluye escala salarial en el convenio colectivo es UATRE (Unión Argentina de Trabajadores Rurales y Estibadores). Ante la actual crisis ha impulsado a los trabajadores rurales a la defensa de la ganancia de las patronales agrarias que se basan en la enfermedad y muerte de millones de trabajadores y el pueblo pobre.

Frente a esto los trabajadores de la ciudad tenemos que buscar la unidad con los peones rurales y los pequeños chacareros y organizarnos en forma independiente del gobierno, las patronales y las burocracias sindicales para luchar por nuestras propias demandas.

1- Ver Federación Agraria Argentina, Informe Semanal N° 197, 29 de diciembre de 2005 e Informe presentado por los Ing. Agr. Alberto Gelín y Javier de Souza, en el 2º Encuentro ‘Suelos, Fundamentos de Vida. Propuestas de Acción para el Cambio.’ organizado por CTERA, ANSAFE y el PAS, en San Jenaro Norte Santa Fe los días 19 y 20-05-2006.

ByC   Trabajadoras de la Salud

En todos los gremios son iguales

En todos los gremios son iguales
LOS AUTOS DE LOS BURÓCRATAS

Seguro no se los compraron haciendo horas extras

La semana pasada, la CGT hacía su ‘democrático congreso’ para decidir el reparto de los cargos. Los trabajadores no estaban invitados, pero los burócratas empezaban a llegar. Y cómo llegaban... Algunos medios se detuvieron a mostrar los lujosos coches de los que bajaban.

Joya, nunca taxi

El problema no sería que los dirigentes sindicales viajen cómodos. Si fueran honestos y defendieran los intereses de los trabajadores, si el gremio estaría al servicio de “sus representados”. Si no fuera porque mantienen el salario mínimo por debajo de la línea de pobreza, la mitad de los compañeros siguen trabajando en negro, y los desocupados cobran la miseria de 150 pesos. Si no fuera porque pactan el techo salarial con Cristina y los patrones, y lo que no tiene techo son las traiciones a los trabajadores. Si no fuera porque las únicas conquistas que han defendido son las del aparato sindical, las de la patota y la ‘cuota solidaria’. Si no fuera porque “han adoptado las formas de vida, los automóviles, las inversiones, las casas, los gustos de la oligarquía a la que dicen combatir”(Rodolfo Walsh, “¿Quién mató a Rosendo?).

Hasta que los dejemos a pata...

NO A LA PATRONAL DEL “CAMPO”-NO AL GOBIERNO PATRONAL

NO A LA PATRONAL DEL “CAMPO”-NO AL GOBIERNO PATRONAL

 

Ni el acto convocado por los patrones rurales en el Monumento a los Españoles, ni la contramarcha del gobierno a Plaza Congreso defiende el interés de los trabajadores y el pueblo.

El ejemplo más evidente, es que llevan un mes en el Congreso sin que uno solo de los 257 diputados y 72 senadores, haya planteado nada sobre la situación del millón y medio de peones rurales que en su mayoría están en negro y bajo condiciones de superexplotación dictadas por la ley de trabajo firmada por Videla y Martínez de Hoz, que habilita hasta el trabajo infantil y la jornada laboral los días domingo. Un estatuto esclavista que rige la vida de la mayor fuerza social y verdaderamente productora “del campo” que ni el gobierno ni la Mesa de Enlace agraria cuestionan.

Y no lo hacen, justamente porque el debate por las retenciones es una puja entre los que, del lado del gobierno, quieren más recaudación fiscal para subsidiar a los empresarios y pagar la deuda externa como confesó el propio Néstor Kirchner; y del otro los productores de soja, grandes y pequeños, que defienden su “derecho” a enriquecerse; ambos beneficiados por el dólar alto y los bajos salarios. Es decir, la disputa por el botín de una renta que los dos bandos patronales nos sacan a los trabajadores.

Hace un mes el gobernador kirchnerista de Jujuy descargó gases y balas de goma contra las familias desocupadas de La Quiaca. En pleno lock out agrario, el gobernador Scioli ordenó a 700 policías bonaerenses desalojar a los obreros de la textil Mafissa en La Plata que fueron encarcelados y procesados por luchar con los métodos de la clase trabajadora, justamente, contra un lock out patronal en su fábrica. La represión en Plaza de Mayo el lunes 7, contra 20 organizaciones de trabajadores desocupados fue una nueva muestra de la hipocresía de los Kirchner que dicen que el “gobierno que no reprime la protesta social”, mientras el gobierno le da en el Congreso las concesiones millonarias en compensaciones a los empresarios rurales y subsidios a los grandes empresarios, los desocupados reprimidos siguen cobrando 150 pesos como en el 2002.

A ambos lados de la tranquera: Se dividen los patrones se dividen los burócratas

La nueva CGT con Hugo Moyano a la cabeza y la fractura del sector de Luis Barrionuevo, armando una mini CGT, la Azul y Blanca. Las divisiones en el Partido Justicialista provocadas a partir de la crisis nacional tras el conflicto entre el gobierno y las entidades patronales agrarias, se metieron en la cúpula de la CGT. El gobierno, debilitado por el conflicto agrario, ya no puede mantener una única CGT de burócratas-empresarios, y las diferencias entre los patrones se expresa entre sus buchones. Barrionuevo ( el autodenominado “recontra alcahuete” de Menem) era el más hostil. Pero los “gordos” (Pedraza de la Unión Ferroviaria, West Ocampo de Sanidad, Cavallieri de Comercio) exigían para volver a la conducción de la CGT recortar el poder de Moyano. Ahora tenemos una CGT Kichnerista y una mini CGT Duhaldista (pro-campo).Más allá de todos estos “impresentables” un comentario aparte se merece el “Gordo” de sanidad. West Ocampo estuvo tranzando hasta última hora, cuando pudo ubicar a Hector Daer (ATSA capital) en la secretaria de prensa.La CGT, como pocas veces en la historia de nuestro país, se ha convertido en un botín de las distintas patronales que dirigen el PJ. Del viejo y reaccionario grito de “los sindicatos son de Perón” ahora pasamos a los sindicatos “son de Cristina o de Duhalde. La burocracia sindical es una casta de dirigentes millonarios, agentes directos del gran capital en las filas de los trabajadores. Incluso se han transformado –en muchas oportunidades- en socios directos de los grandes negociados. Como la AFJP “Claridad” de West Ocampo que se “fundió” sin pagar una sola jubilación. Nada de esto nos sirve a los trabajadores.Hoy se dividen para apoyar los distintos frentes patronales que producen inflación, quieren bajos salarios, y solo defienden su propias ganancias a costa del hambre de millones de familias trabajadoras.

Por un aumento general de emergencia para los planes sociales y los salarios.

Por el fin del trabajo precario.

Por la abolición del IVA y los impuestos al consumo.

Por un salario igual a la canasta familiar indexado mes a mes según la inflación.

Por la defensa de los nuevos delegados, comisiones internas y activistas que son perseguidos y encauzados por luchar.

Laburantes: independientes de la patronal, la burocracia y los gobiernos de turno.

 

Clickea aquí para ver los videos: http://www.canal13.com.ar/shared/v2/fullscreen_videos.asp?archivo=http://videosfla.uigc.net/canal13/2008/07/14/mctvr120708crisis2.flv

http://www.canal13.com.ar/shared/v2/fullscreen_videos.asp?archivo=http://videosfla.uigc.net/canal13/2008/07/14/mctvr120708crisis1.flv

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

¿Qué es un chacarero?

Por Eduardo Sartelli *

Pregunta importante en la historiografía de la agricultura argentina, la naturaleza del chacarero pampeano está hoy de nuevo sobre la mesa. De su respuesta dependen las características de la estructura agraria, así como el grado de desarrollo de la sociedad argentina y, por lo tanto, la viabilidad de los programas políticos, desde los más conservadores hasta los que se postulan revolucionarios. La “cuestión agraria” constituyó uno de los debates más acalorados de los años ’70, impulso que se fue agotando en las décadas siguientes.

Las definiciones que victimizan al chacarero enfatizan su incapacidad para acumular capital, por culpa de terratenientes omnipotentes, parasitarios y absentistas, que lo reducen casi a un siervo medieval. Estas posiciones han sido compartidas por un amplio espectro político: en el peronismo (Horacio Giberti), en el radicalismo (Aldo Ferrer) e incluso en la izquierda maoísta (Azcuy Ameghino). Todas caen en la misma conclusión: hace falta una reforma agraria para instalar el capitalismo en el campo.

Las que ubican al chacarero como un pequeño burgués avanzan en el conocimiento de la realidad, al utilizar una categoría que corresponde al desarrollo capitalista, de la Argentina en general y de la región pampeana en particular. No obstante, sus defensores suelen utilizar una retórica pre-kautskiana, defendiendo las virtudes productivas y sociales de la pequeña propiedad. Tanto las primeras como las segundas tienen la misma concepción del desarrollo económico de la Argentina: la gran producción es negativa, no representa un avance de las fuerzas productivas sino el estancamiento y el atraso. La realidad actual de la Argentina desmiente palmariamente estas afirmaciones. La del resto del mundo, también. Otra discusión es la forma en que los resultados económicos y humanos de la producción social se distribuyen, pero en el capitalismo es así y al que no le gusta, debiera ir pensando en otro tipo de sociedad.

En realidad, el chacarero nunca ha sido un “pequeño productor”. Ya en 1912, en épocas del Grito de Alcorta, la producción triguera y maicera, en su mayoría, se realizaba en explotaciones que superaban las 200 y 300 hectáreas. Es decir, bajo relaciones claramente capitalistas. Dicho de otro modo, el núcleo de los chacareros era burgués. Precisamente, durante la década que sigue a Alcorta serán expulsados del agro capas importantes de pequeña burguesía (menos de 150 hectáreas). Es decir, explotaciones en las cuales hay una presencia importante de mano de obra familiar. Investigaciones propias me permitieron calcular que incluso en ese horizonte el mayor porcentaje de la producción de valor estaba en manos de los asalariados contratados para la cosecha. Dicho de otra manera: los chacareros más pequeños, ya en aquella época, eran explotadores de fuerza de trabajo. ¿Qué fue, entonces, el chacarero? El nombre de fantasía que tomó la alianza de la pequeña burguesía y la burguesía agrarias al momento de movilizarse exigiendo la reducción de los arrendamientos.

Pasada la crisis, hacia 1920, el mundo chacarero es dominado por la fracción burguesa de la alianza, dirigida, desde la Federación Agraria Argentina, por Esteban Piacenza, un simpatizante del fascismo italiano. Para el que se imagina que la FAA es la “izquierda” del campo y que toda relación con la Sociedad Rural es extraña, habría que recordarle que el chacarero pampeano también tuvo en su momento simpatías por la Liga Patriótica y que, en 1928, se unió a los “oligarcas” para pedirle a Yrigoyen el envío de tropas a fin de sofocar la huelga de peones de cosecha. También habría que recordar que en Gualeguaychú se produjo una de las más encarnizadas batallas, de las varias que protagonizó la Liga contra la clase obrera rural durante el primer gobierno radical, con muertos, heridos y apaleados.

Hoy día, cuando un “chacarero” propietario de 100 hectáreas en el sur de Santa Fe tiene un capital, sólo en tierra, superior al millón de dólares, vale la pena cuestionarse acerca de la “pequeñez” de quienes viven del trabajo ajeno, es decir, del peón rural, el peor pago de la Argentina, y del derecho que los asiste a la riqueza social.

* Docente de la UBA y la Universidad de La Plata, director del Centro de Estudios e Investigaciones en Ciencias Sociales.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres