Blogia

Laburantes

Hospital bajo control obrero

Hospital bajo control obrero

. Grecia.
VS 0 | | sección: web | 08/02/2012
Libecom.Org

[Las y los trabajadores del Hospital de Kilkís en Grecia han ocupado su hospital y han declarado públicamente que a partir de ese momento el hospital se encuentra bajo control obrero. 
El hospital general de Kilkís en Grecia (Macedonia central) se encuentra bajo control obrero. Las trabajadoras y trabajadores del hospital han declarado que los problemas que arrastra desde hace tiempo el sistema de salud nacional (SNS) no encuentran solución.
La ocupación se da en respuesta a la aceleración de las impopulares medidas de austeridad y el hospital se encuentra bajo control directo y total del personal del hospital. En adelante todas las decisiones serán adoptada en asambleas generales.
El hospital declaró que "El Gobierno no está exento de cumplir con sus obligaciones económicas de proveer de personal y suministros al hospital. Si no lo hace, nos dirigiremos a las autoridades locales para obtener el máximo apoyo posible a fin de garantizar un servicio público gratuito y echar abajo al gobierno y sus políticas neoliberales".
Desde el 6 de febrero, el personal del hospital sólo atiende las urgencias hasta que sus salarios y las cantidades que se les adeuda sean pagadas. También exigen que la recuperación de sus niveles salariales tenga prioridad frente a las medidas de austeridad.
La próxima asamblea general tendrá lugar el 13 de febrero y la conferencia de prensa se realizará el día 15.]


Declaración de los trabajadores y trabajadoras del Hospital de Kilkís:

1. Consideramos que los problemas actuales y los que arrastraba de antes el Sistema Nacional de Salud y las instituciones con las que colabora no se pueden resolver a partir de nuestras particulares demandas concretas dado que estos problemas son el fruto de una política gubernamental antipopular más general y del neoliberalismo global.

2. Consideramos, asimismo, que insistiendo en estas reivindicaciones concretas no hacemos más que el juego a unas autoridades despiadadas. Autoridades que para hacer frente a su enemigo, que no es otro que el debilitado y dividido pueblo, hacen todo lo posible para impedir la creación de un frente unido y popular que plantee a escala nacional y global exigencias comunes contra el empobrecimiento social al que conducen las políticas gubernamentales. 

3. Por todo ello, enmarcamos nuestras reivindicaciones en reivindicaciones políticas y económicas planteadas por una gran parte del pueblo griego que actualmente está sometido al ataque del capitalismo más brutal. Para obtenerlas deberán ser defendidas conjuntamente por las clases medidas y populares de nuestra sociedad.

4. La única manera de obtenerlas es poniendo en cuestión, a través de la acción, no sólo la legitimidad política sino también la legalidad del poder arbitrario, autoritario, antipopular y jerárquico que avanza a pasos agigantados hacia el totalitarismo.

5. Las trabajadoras y trabajadores del hospital de Kilkís respondemos a este totalitarismo con la democracia. Hemos ocupado el hospital y lo ponemos totalmente bajo nuestro control directo. A partir de ahora, el hospital de Kilkís será auto-gestionado y el único medio legítimo para tomar decisiones será la asamblea general de trabajadores.

6. El Gobierno no está exento de cumplir con sus obligaciones económicas de proveer de personal y suministros al hospital, pero si continúa ignorando estas obligaciones, nos veremos obligados informar públicamente de la situación y pedir el apoyo de las autoridades locales y, sobre todo, de la sociedad civil, para:
a. Garantizar el futuro del hospital
b. Defender el derecho a una sanidad y cuidados públicos y gratuitos
c. Echar abajo, a través de la lucha popular conjunta, al actual gobierno y las políticas neoliberales que impulsa.
d. Exigir una democratización profunda y radical, es decir una democratización que permita a la sociedad, y no a terceros, tomar las decisiones sobre su futuro.

7. A partir del 6 de febrero, el sindicato del hospital de Kilkís impulsará una huelga, garantizando los servicios de urgencia, hasta que sean abonadas el total de las horas trabajadas y que los salarios sean aumentados hasta el nivel a que estaban hasta la llegada de la troika (UE-BCE-FMI). Mientras tanto, conscientes de nuestra responsabilidad social y nuestras obligaciones morales, protegeremos la salud de los ciudadanos y ciudadanas que acudan al hospital, realizaremos una atención gratuita a quienes lo necesiten y exigiremos al gobierno que se haga cargo de sus responsabilidades y, aunque sea en el último minuto, renuncie a su inmoderada crueldad social.
8. La próxima asamblea general tendrá lugar el 13 de febrero en el hall del nuevo edificio del hospital a las 11 h, con el objetivo de adoptar las medidas necesarias para poner en marcha de forma eficiente la ocupación de los servicios administrativos y realizar con éxito la auto-gestión del hospital, que comenzará a partir de ese día. Las asambleas generales tendrán lugar todos los días y serán el instrumento primordial para la toma de decisiones en lo que concierne a los empleados y al funcionamiento del hospital.
Llamamos a la solidaridad del pueblo griego y de todos los trabajadores y trabajadores del resto de los sectores, a la colaboración de todos los sindicatos obreros y las organizaciones progresistas, así como al apoyo de todos los media que optan por contar la verdad. Estamos decididos a continuar hasta que los traidores que venden nuestro país se vayan. ¡O ellos o nosotros!
Haremos públicas las decisiones adoptadas a través de una conferencia de prensa, a la que invitamos a todos los medios de comunicación, el miércoles 15/02/2012 a las 12:30 h. Las asambleas diarias comenzarán el 13 de febrero. Informaremos a la ciudadanía de cada hecho importante que acontezca en nuestro hospital a través de comunicados y conferencias de prensa. Además de eso, utilizaremos todos los medios disponibles para dar a conocer estos hechos con el fin de lograr el éxito de esta movilización.
Llamamos
a) A la ciudadanía a solidarizarse con nuestro movimiento
b) A todos los ciudadanos y ciudadanas maltratada de nuestro país a oponerse a través de acciones de protesta a sus opresores y opresoras.
c) A nuestros colegas de otros hospitales a adoptar decisiones similares
d) A los empleados de otras áreas del sector público y privado, a la afiliación de las organizaciones sindicales y a los miembros de asociaciones progresistas, a actuar de la misma forma con el objetivo de que nuestra movilización pueda transformarse en una resistencia obrera y popular general, y levantarnos hasta la victoria final contra la elite económicas y política que oprime nuestro país y el mundo entero.

08/02/2012

http://orta.dynalias.org/inprecor/article-inprecor?id=1264

Traducción: VIENTO SUR

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

¡FUERZA CARINA!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

¡FUERZA CARINA!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

La justicia ordena al Hospital Británico de Buenos Aires reincorporar a Carina Ricciardelli, despedida por participar de una asamblea de trabajadores

 

El Juzgado laboral de Primera Instancia Nº 24 ordenó reincorporar a la trabajadora en sus tareas habituales en el Hospital por haber sido victima de discriminación sindical.

 

Carina fue despedida por el Hospital Británico de Buenos Aires el 11 de septiembre de 2007 como represalia, y a modo de disciplinar al conjunto de los trabajadores del Hospital, por participar de una asamblea de trabajadores convocada por los delegados gremiales para reclamar por un aumento de salarios mayor al que había acordado el gremio de la Sanidad (FATSA) sin consultar con los trabajadores.

 

Dice el juez en su fallo “No advierto (…) la razón por la que solo (la empresa) seleccionó a dieciocho, de esas personas, para despedir con causa (…) lo que robustece el indicio de que lo que se castigó fue la concurrencia a la asamblea”

 

Los despedidos fueron 18, de los cuales, mediante la firma de un acuerdo entre los Delegados de la Comisión Interna de ese momento, el Sindicato y el Hospital, se pactó reincorporar a 13 de los despedidos, dejando “a fuera” a los 5 restantes. El Ministerio de Trabajo de la Nación homologó este acuerdo, que ahora la justicia encuentra discriminatorio contra los 5 trabajadores que quedaron afuera.

 

Tal como lo expresamos en la demanda, esto fue un agravante a la discriminación sufrida por los trabajadores despedidos, argumento asumido en la sentencia al considerar que “La reincorporación de trece de las personas despedidas (…), también demuestra que no existió (…), una razón atendible para no reincorporar a la totalidad de los despedidos. Tal conducta demuestra que la decisión adoptada por la empresa evidencia un trato discriminatorio hacia estos trabajadores (…) La conducta evidentemente discriminatoria asumida por la empresa aparece demostrada, al no haber reincorporado a la actora, al igual que al resto del personal despedido por idéntica causa”

 

El apoyo recibido de organismos de Derechos Humanos, Comisiones Internas Combativas, trabajadores y organizaciones sociales y barriales han permitido que Carina mantenga su pelea en la justicia obteniendo la reincorporación a su puesto de trabajo.

 

Sin dudas es un gran precedente para los trabajadores que sufren las represalias patronales por organizarse y reclamar en sus lugares de trabajo y para aquellos a quienes las direcciones sindicales y comisiones internas, con complicidad de los Ministerios, “dejan afuera” en sus acuerdos con las patronales. 

 

Desde el Centro de Profesionales por los Derechos Humanos hemos asumido la defensa de Carina y consideramos su reincorporación como un triunfo de los trabajadores del Hospital Británico y del conjunto de la clase obrera en momentos en que las patronales se alarman por las asambleas en los lugares de trabajo y el surgimiento de nuevos delegados y Comisiones Internas Combativas.

 

Contacto:

Carina Ricciardelli: cel 156-596-4284
Dr. Edgardo Moyano: cel 155-0122444

Bajado de:    http://www.flickr.com/photos/13200940@N06/

Quién es López Matheu y el rol del Ministerio de Trabajo en el conflicto de Kraft

Quién es López Matheu y el rol del Ministerio de Trabajo en el conflicto de Kraft

El director de Asuntos Corporativos y Gubernamentales de Kraft Foods Cono Sur desde el año 2006, y vocero de la empresa en el presente conflicto, tiene una historia de promover despidos masivos y el descabezamiento de la organización sindical de base (comisiones internas y cuerpos de delegados). El ejecutivo se desempeñó durante 10 años en el Grupo Clarín, donde fue gerente de Asuntos Institucionales. Allí usó en dos oportunidades, la misma metodología que lleva adelante ahora en Kraft.

En noviembre de 2000 cuando el diario Clarín despidió a 113 trabajadores, incluyendo a todos los miembros de la Comisión Interna. En 2004 el Grupo despidió a 119 trabajadores de Artes Gráficas Rioplatenses, entre los cuales nuevamente se encontraba toda la Comisión Interna. Aunque luego reincorporó a 48, dejó en la calle a los delegados e impidió el funcionamiento de la organización gremial de base.

En ambos casos, reprimió el reclamo de los trabajadores como en Kraft, utilizando a la Gendarmería en la puerta de cada establecimiento. También filmó a los trabajadores en las asambleas. Su práctica es persecutoria, ilegal, antisindical y violatoria de la inmunidad gremial.

Hoy, en el conflicto con los trabajadores de Kraft, López Matheu miente sobre los hechos ocurridos ante la pandemia de gripe A, presenta supuestas declaraciones de trabajadoras que no tienen ningún valor jurídico con el único fin de influir en la opinión pública, filma las asambleas, discrimina a los delegados y trabajadores que quieren defender sus derechos.

Una prueba de estos métodos es que la mayoría de los despedidos y suspendidos pertenecen al turno noche y otra parte al turno mañana, mientras que el supuesto delito que presentan como causal de despido, según la solicitada publicada por Kraft Foods en los diarios el 27 de septiembre, fue una marcha que se produjo en el turno de la tarde.

La empresa violó sistemáticamente las resoluciones del Ministerio de Trabajo.

La primera vez, cuando se dictó la conciliación obligatoria con todos los despedidos en sus puestos de trabajo, y la empresa los envió a un "quincho" alejado de la planta, para discriminarlos y tratarlos como si fueran delincuentes, cuestión que originó el paro de actividades de los 2700 trabajadores.

La segunda ocasión fue el rechazo a la intimación al pago de la quincena adeudada a los trabajadores que habían asistido en sus horarios habituales todos los días que duró el conflicto.

El Ministerio de Trabajo de la Nación se negó a utilizar el "poder de policía" que le otorga la ley para obligar a la empresa a acatar sus resoluciones. Por el contrario, los gobiernos nacional y provincial cedieron a los pedidos de las entidades empresariales y la Embajada de Estados Unidos, disponiendo de la Policía Bonaerense para llevar adelante el brutal desalojo del viernes 25 de septiembre, luego del cual la empresa funcionó como un verdadero campo de concentración.

La tercera ocasión ha sido durante estos días, cuando la empresa rechazó la intimación del Ministerio de Trabajo para que permitan el ingreso de los delegados injustamente suspendidos a retornar a sus tareas gremiales, como condición mínima para iniciar una negociación sobre el conjunto de los despedidos y suspendidos.

Por el contrario, la empresa aprovecha la presencia de la Policía al interior de la plata para pretender imponer un nuevo "reglamento de trabajo" restringiendo los tiempos para ir al baño, comer, etc., obligando a solicitar permiso de los jefes, tratando a los trabajadores como si estuvieran en una cárcel. ¿Es esta la "normalización" que "constataron" los veedores del Ministerio de Trabajo?

Como parte de los organismos de derechos humanos que hemos acompañado a los trabajadores (incluyendo al Premio Novel de la Paz, Adolfo Pérez Esquivel), siendo parte del extendido sentir de una amplia mayoría del pueblo argentino que ve la prepotencia patronal y repudia la represión, exigimos que se respeten los derechos de los trabajadores reincorporando a los delegados y a todos los despedidos.

Comprometemos nuestro más firme apoyo para todas las medidas de lucha que decidan adoptar para defender esta justa causa, que ya es una causa nacional.

Victoria Moyano hija de desaparecidos restituida por Abuelas de Plaza de Mayo

Jorge Sobrado (Ex Detenido Desaparecido)

Dr Edgardo Moyano

Dr Ruben Tripi

Centro de Profesionales por los Derechos Humanos CeProDH Zona Norte del Gran Buenos Aires

TODOS CON TERRA

TODOS CON TERRA

TRIUNFO HISTÓRICO de los TRABAJADORES de FASINPAT

TRIUNFO HISTÓRICO de los TRABAJADORES de FASINPAT

Neuquén: Zanón fue expropiada en beneficio de la cooperativa Fasinpat

Texto normal - Texto grande

Tras ocho años de gestión obrera, la legislatura neuquina aprobó en general la ley que expropia los bienes al ex dueño Zanón.

En Neuquén este miércoles a la medianoche se movió la tierra. Es que además de los fuertes vientos que alcanzaron los 60 kilómetros por hora, una polvareda se levantó cuando una multitud de casi ocho mil personas acompañó a los 450 trabajadores ceramistas hasta la Legislatura provincial para presenciar el dictamen que expropió a Luis Zanón los bienes de la fábrica quebrada en 2001 y se los transfirió de manera definitiva a la Cooperativa FaSinPat (Fábrica Sin Patrones).

Es que luego de ocho años de ser administrada por los operarios, los diputados neuquinos aprobaron, con 26 votos a favor, el proyecto oficial de expropiación de la fábrica de cerámicos Zanón.

“Esto es para los 30 mil compañeros desaparacidos, para las Madres de Plaza de Mayo, para el compañero Boquita, para Carlos Fuentealba y para Kosteky y Santillán”, dijo emocionado, al cierre de la sesión, Alejandro López, trabajador de Zanón y secretario General del Sindicato Ceramista de Neuquén, Filial 21.

La sesión legislativa -que dio una sanción en general y el viernes se tratará en particular- se realizó en el marco de una manifestación que recorrió 20 cuadras desde el monumento al general San Martín, en pleno centro de la ciudad, hasta la Legislatura neuquina, frente a la cual los trabajadores montaron un escenario gigante con un imponente equipo de sonido, para seguir el debate parlamentario. Además se realizó un paro provincial de estatales que afectó, durante 24 horas, a los sectores de la salud, educación y bancarios.

“Hoy se cumple un ciclo de casi nueve años de lucha, durante el cual tuvimos que enfrentar al poder político, sindical, a las patotas y las amenazas, por eso lo que se discutió en la Legislatura es el reconocimiento del derecho a la gestión obrera que venimos realizando”, manifestó a Criticadigital Raúl Godoy, trabajador de Zanón y secretario Adjunto del Sindicato Ceramista de Neuquen, Filial 21.

La histórica sesión legislativa, que comenzó a las 18.30 y finalizó pocos minutos antes de las 24 del miércoles, sienta precedente para el resto de las llamadas “fábricas recuperadas”, sobre las cuales aún no se les declaró la expropiación y estatización bajo control obrero.

Zanon cerró sus puertas en octubre 2001 al compás de la crisis económica y social que sacudió al país, tras despedir a los 380 empleados. Sin embargo, los trabajadores retomaron el funcionamiento en marzo de 2002, volvieron a producir y, en la actualidad, exportan cerámicas a 25 países.

Luego de varios años de recibir la negativa al control obrero por parte del entonces gobernador Jorge Sobisch, con la asunción de Jorge Sapag en 2007, también del Movimiento Popular Neuquino (MPN), los trabajadores comenzaron a recibir el apoyo del oficialismo.

Finalmente, tras una larga e intensa polémica en la comunidad neuquina, los obreros lograron –aunque con diferencias- que la expropiación fuera abordada por el Ejecutivo local, que elaboró el proyecto de ley para ceder los muebles e inmuebles a la Cooperativa FaSinPat que crearon los trabajadores en 2004.

El presidente del bloque del oficialismo, José Russo, expresó a los medios locales respecto a la decisión de expropiar que “desde que se inició el proceso, nadie creyó que el gobierno fuera a llegar hasta donde llegó” y, en tal sentido, “los embanderamientos no son tan sectarios”, subrayó.

PAGO A LOS ACREEDORES, SÍ O NO

El proyecto que había elaborado la Cooperativa difiere del presentado por el gobernador Sapag, dado que el de los trabajadores proponía la expropiación sin pago a los acreedores y el gubernamental garantiza la cancelación del 10% de la deuda que alcanzaba, a la fecha del decreto de quiebra el 3 de agosto de 2005, los 200 millones de pesos, sólo considerando a los acreedores privilegiados.

De este modo, el Estado se compromete a abonar 23 millones de pesos distribuidos entre la Corporación Financiera Internacional que posee deuda sobre el inmueble y es parte del Banco Mundial, una empresa italiana que proveía de maquinarias llamada Sacmi y el Estado mediante el Instituto Autárquico de Desarrollo Productivo (IADEP).

En este sentido, Omar Villablanca, trabajador de Zanon e integrante de la comisión Directiva del Sindicato Ceramista, consideró ante Criticadigital que “está probado por la justicia que lo de Zanon fue un vaciamiento y los acreedores eran parte de la quiebra fraudulenta porque le daban créditos al dueño que no iban a inversión de la fábrica. Si hay algo para pagar, que lo pague Luis Zanón, que está procesado por evasión fiscal”.

El proyecto oficial justifica la expropiación con pago según las normativas contempladas en la Constitución Nacional, la cual en su artículo 17 expresa que “la propiedad es inviolable, y ningún habitante de la Nación puede ser privado de ella sino en virtud de sentencia fundada en ley. La expropiación por causa de utilidad pública debe ser calificada por ley y previamente indemnizada”.

por C. Ricaldoni

Crítica Digital

Sobre la historia de Fasinpat

Documental (2004)

Trailer “Corazón de Fábrica” (2007)

Un triunfo de los trabajadores de la sanidad

Libertad y democracia sindical
La Justicia repuso en su trabajo a una enfermera

La Justicia ratificó que una enfermera que había sido despedida por participar en la creación del Nuevo Sindicato de la Salud (NUSISA-CTA) debe ser repuesta en su lugar de trabajo. Se trata del caso de Nydia Acosta, quien es empleada de la empresa de medicina prepaga Galeno Argentina.

Acosta fue una de las fundadoras de un gremio que en la Capital Federal rompió con el monopolio del sindicato de la Sanidad. Para convocar a la asamblea de creación del nuevo gremio, ella y otros trabajadores publicaron una solicitada en Página/12; al día siguiente, Galeno le envió el telegrama.

La enfermera presentó un pedido de amparo, que la Justicia le concedió en primera instancia, por lo cual pudo volver a trabajar. El fallo que ayer ratificó ese criterio fue dictado por la Sala VIII de la Cámara Nacional de Apelaciones.

Los abogados del Observatorio Jurídico de la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA) señalaron que la resolución está “en el marco de una gran cantidad de fallos que ordenaron reinstalar en su puesto a activistas sindicales por la aplicación de la ley antidiscriminatoria y de los convenios de la Organización Internacional del Trabajo”.

Aunque “durante mucho tiempo se entendió que la estabilidad en el trabajo sólo correspondía a los representantes de los sindicatos con personería gremial, en este caso se trata de una militante de un sindicato recién fundado que no tiene todavía siquiera la simple inscripción gremial”.

La creación de nuevos gremios, casi todos ellos fundados en oposición a sindicatos integrantes de la CGT, va en aumento desde que la Corte Suprema dictó, el año pasado, un fallo en favor de la libertad sindical.

Como las leyes no han sido todavía adecuadas a ese fallo, es frecuente que se den casos en los que debe intervenir la Justicia en lo laboral.

Fuente: Diario Página/12

http://www.agenciacta.org.ar/article11878.html

Al menos diez trabajadores de la salud fallecieron por la pandemia

Al menos diez trabajadores de la salud fallecieron por la pandemia

LA INFLUENZA AFECTA A PROFESIONALES MÉDICOS, ENFERMEROS Y EMPLEADOS HOSPITALARIOS

Los “soldados” de la gripe A comienzan a caer

Al menos diez trabajadores de la salud fallecieron por la pandemia. En Mar del Plata se confirmó la muerte de un médico. Cien enfermeros del Posadas están infectados. Esta tarde dirigentes del sector entregarán un informe al ministro Manzur.

La batalla contra la gripe A es desigual. Médicos, enfermeros y auxiliares combaten en la primera línea de los hospitales para asistir a los enfermos de todo el país. Y el combate deja bajas. Desde el inicio de la pandemia al menos diez trabajadores de la salud fallecieron como consecuencia de la enfermedad, miles presentaron síntomas y medio centenar se encuentra en estado crítico. “Estamos librando una guerra con soldados pero sin generales”, aseguró Jorge Yabkowski, presidente de la Federación de Profesionales de la Salud de la República Argentina (Fesprosa). “Al no haber una normativa clara para combatir la pandemia, se produjo una anarquía que provocó un enorme desgaste en los trabajadores”, agregó el dirigente.

En un documento que presentarán esta tarde al ministro de Salud, Juan Manzur, organizaciones que nuclean al personal de enfermería denuncian que “al menos 100 enfermeros del Hospital Alejandro Posadas contrajeron gripe A H1N1 y unos 50 casos presentan complicaciones como insuficiencia respiratoria y neumonía”, luego de haberse contagiado influenza en el lugar de trabajo. “Se deben tomar medidas urgentes para evitar una mayor morbi-mortalidad entre los trabajadores de la salud”, destaca el informe, que se centra en las condiciones de indefensión y maltrato que viven quienes a diario atienden “desde la trinchera” a pacientes infectados.

“Estamos cada vez más expuestos: como no hay personal suficiente, aumenta el riesgo de exposición y encima no nos dan los elementos de bioseguridad como corresponde”, afirmó Sandro Ortega, enfermero y miembro de la Agrupación de Enfermería 21 de Noviembre.

Uno de los centros de salud más afectados por la pandemia es el hospital Posadas. “Hubo tres casos de médicos confirmados, uno de ellos con complicaciones serias, además la jefa de enfermería de unidad coronaria está internada en grave estado”, relató Luis Canievsky, presidente de la Asociación de Profesionales del hospital. “Las áreas de aislamiento están desbordadas y los pacientes con gripe A están internándose en las salas comunes, lo que provoca un mayor riesgo de contagio para los profesionales”, completó.

“Estamos registrando un promedio de tres trabajadores de la salud por día con diagnóstico de gripe A”, confirmó Luis Lichtensztein, a cargo del departamento de Medicina Laboral del establecimiento.

“Nuestras compañeras estaban atendiendo pacientes con la enfermedad, contrajeron el virus y en 48 horas se murieron”, relató Juan José Mijana, enfermero de terapia intensiva del Posadas. “La ropa que usamos la lavamos en nuestras casas, por ende si el virus está en los ambos, nos los llevamos con nosotros, no tenemos ni siquiera un ámbito para bañarnos y cambiarnos en el hospital”, añadió el enfermero.

Para completar el panorama, en la zona oeste del conurbano, otras dos enfermeras del hospital Güemes de Haedo y un técnico radiólogo fueron atendidos por gripe A. “Una de las mujeres se encuentra internada en grave estado”, confirmó una fuente del instituto.

Otra problemática derivada de la crisis sanitaria es la cantidad de trabajadores que faltan por encontrarse enfermos. “En la provincia de Buenos Aires se registra aproximadamente un 40% de ausentismo por causa de la gripe A”, aseguró María José Castesana, responsable del área de Salud de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) del distrito.

LOS MÉDICOS TAMBIÉN. “Un colega de Mar del Plata falleció el pasado 2 de julio con diagnóstico de gripe A”, relató el doctor Federico Paolino, dirigente de la Asociación de Médicos de la República Argentina (AMRA). El dirigente agregó que “el jefe de guardia de los miércoles del hospital de Mar del Plata y una infectóloga –ambos marplatenses– también estuvieron enfermos pero ya se recuperaron, al igual que varios médicos de Capital Federal, Florencio Varela, San Francisco Solano, Avellaneda y San Martín”. Paulino expresó su preocupación “porque se genera un desgaste por sobresaturación de trabajo que genera un ausentismo del 30%”. 

En los hospitales porteños la situación también es crítica. “Los que se están bancando la crisis son los residentes de primer año de clínica médica que trabajan 14 horas por día. No cobran y no tienen ningún tipo de cobertura y encima se enferman por ser integrantes de uno de los grupos más susceptibles”, informó Pablo Kohan, integrante de la Asociación de Profesionales en Formación y médico residente del hospital Borda. “Nosotros tenemos unos 80 trabajadores que se infectaron con el virus y tuvimos una compañera internada grave, pero se está recuperando”, describió Gustavo Lerer, enfermero del hospital Garrahan y delegado de ATE.

OPINIÓN

Una lucha desigual
Rubén Gasco (Presidente del Centro de Estudios Legales y Derechos Humanos en Enfermería)

Las enfermeras, en la primera línea de lucha contra la gripe A, están en contacto físico directo con los afectados por el virus. Y en general en condiciones desiguales porque faltan elementos y porque tienen un déficit crónico de personal, que se incrementa más, porque las enfermeras se enferman y algunas de ellas mueren. Las enfermeras y enfermeros tienen una profunda vocación de servicio. Pero ambas condiciones suelen ser insuficientes cuando esa pelea por la vida que libran a diario se da en inferioridad de condiciones. Basta recordar que el déficit estimado por el gobierno nacional es actualmente de unas 45 mil enfermeras. Sólo para la ciudad de Buenos Aires, estimamos un déficit de 10 mil. Esperemos que de una vez y para siempre las autoridades del sector decidan generar condiciones dignas elementales para el desempeño de la tarea. Hablamos de uniformes, baños con duchas, guarderías, jornada de trabajo normal, y por supuesto un sueldo que permita vivir con un solo trabajo. Nuestro lema: “Más enfermeras menos muertes”.

http://www.criticadigital.com/impresa/index.php?secc=nota&nid=27550

Historia del 1º de mayo

Historia del 1º de mayo

                  El gran historiador  Osvaldo Bayer,nos recuerda la historia de las manifestaciones del 1º de mayo, en la Argentina y en el mundo. ¿Un día de lucha por los derechos de los trabajadores o un acto electoral para conseguir un ministerio a Moyano y candidaturas para los burócratas?. Digamosle NO a los actos de los burócratas y patrones. Vayamos a los actos donde se exprese la independencia de nuestra clase. ¡Vamos  con los luchadores!!!!

 

¡BASTA de perseguir luchadores!!!!

¡BASTA de perseguir luchadores!!!!

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Trabajadores/as de IVECO y GESTAMP 4 meses en lucha

Trabajadores/as de IVECO y GESTAMP 4 meses en lucha

Las elecciones del SUBTE en vivo

Finalizaron las jornadas de Consulta Democratica en el subte
La voz de los trabajadores se hizo escuchar
Imagenes del plebiscito y resultados

Luego de los incidentes del dia 5 de febrero, donde una patota de la UTA agredio salvajemente a los trabajadores, observadores y usuarios que se encontraban en la Est. Congreso de Tucuman, continuaron desarrollandose los plebiscitos en los cuales los trabajadores opinan sobre la necesidad de crear un nuevo sindicato que los represente

El Jueves 12 a las 19.00 ha finalizado el plebiscito en la Linea H de subterraneo. Los trabajadores de las seis lineas se han expresado en forma democratica acerca de la necesidad de crear un nuevo sindicato que los represente de acuerdo a lo establecido en la Ley de Asociaciones Sindicales, el Acta de la OIT y el Fallo de la Corte Suprema de Justicia de la Nacion.

Los resultados del plebiscito donde los trabajadores deben responder si desean formar un nuevo sindicato son los siguientes:

- Datos finales del plebiscito en las Lineas A, B, C, D, E, H y PM

Fecha Linea Padron Votos SI % NO % B/I
10/2 A 612 371 370 99.8 1 0.2 0
9/2 B 560 447 439 98.2 5 1.8 3
11/2 C 432 260 259 99.6 1 0.4 0
5/2 D 420 348 343 98.6 5 1.4 n/d
6/2 E y PM 434 266 262 98.5 3 1.5 1
12/2 H 203 104 101 n/d 3 n/d 0
Totales X 2.661 1.796 1.774 98.8 18 1 4

Todos los plebiscitos han contado con la presencia fisxalizadora de una Escribana quien certifico la validez del acto.

Ademas, han sido precensiadas por diferentes representantes de la clase politica, organizaciones de Derechos Humanos, agrupaciones gremiales, personalidades de la cultura, etc etc, a quienes agradecemos profundamente por haber colaborado en esta muestra de democracia.

Mañana, Viernes 13 a partir de las 19.00 horas los trabajadores del Subte y sus representantes daran una conferencia de prensa en las instalaciones del Congreso Nacional relativa al resultado de las Jornadas democraticas

Comision de prensa del Subterraneo y el Premetro

WWW.METRODELEGADOS.COM.AR

La democracia apaleada (tomada de La Vaca)

La democracia apaleada (tomada de La Vaca)

Patota sindical vs. el nuevo sindicato    http://lavaca.org/seccion/actualidad/1/1773.shtml
La violencia se coló en los túneles de los subterráneos de Buenos Aires, cuando una patota denunciada como cercana a la burocracia de la UTA agredió hoy al mediodía a los trabajadores que estaban realizando en paz un plebiscito en la estación Congreso de Tucumán

La violencia se coló en los túneles de los subterráneos de Buenos Aires, cuando una patota denunciada como cercana a la burocracia de la UTA agredió hoy al mediodía a los trabajadores que estaban realizando en paz un plebiscito en la estación Congreso de Tucumán con el que, como había anunciado lavaca , se busca crear un sindicato que los represente genuinamente. En medio de la refriega quedaron figuras como la madre de Plaza de Mayo Nora Cortiñas. Su versión, y el fondo de la cuestión.

“El plebiscito se estaba haciendo con toda normalidad, en el andén de la estación Congreso de Tucumán. De repente llegó un subte, y bajaron tipos con palos a pegarle a los trabajadores, romper las urnas, y asustar a la gente. Para mi tuvo que ver la UTA, obviamente, para romper otra vez más un proceso democrático. Y también la empresa. Y te digo más: la policía había estado hasta un ratito antes, y justo en ese momento no se habían ido. Esto fue muy pero muy grave, y se notaba que era algo programado”.

Así relató Nora Cortiñas a lavaca su experiencia hoy al mediodía, cuando participaba como observadora del plebiscito convocado por el cuerpo de delegados de Subterráneos de Buenos Aires para que los trabajadores definan la creación de un nuevo sindicato por fuera de la UTA (Unión Tranviarios Automotor). La violencia de estas burocracias viene creciendo en los últimos años y ya tuvo otros episodios previos.

Nora explica, minutos antes de participar en una nueva ronda de las Madres en la Plaza: “Como los trabajadores convocaron a organismos para que presenciaran la limpieza del plebiscito, yo estuve allí, como estuvo también Fabio Basteiro (de la Central de Trabajadores Argentinos) y Victoria Donda (diputada, hija de desaparecidos). Hubo muchos golpeados, y por lo menos tres lastimados. A uno de los compañeros le rompieron el brazo. Yo me salvé justito porque me había movido para firmar un papelógrafo que habían puesto como un modo de certificar que habíamos estado allí”.

Roberto Pianelli confirmó -mientras corría a una asamblea de trabajadores- que al menos uno de los agredidos tiene una muñeca fracturada y están estudiando al resto de los golpeados. El plebiscito de los trabajadores de subterráneos se había iniciado en la estación Congreso de Tucumán a las 5 de la mañana, y derivó en una provocación y enfrentamiento cerca del mediodía, concretada por una patota que, en lo que ya es un cáncer recurrente en la vida social argentina, buscó interrumpir un proceso sindical democrático. Aquí reproducimos el texto completo del artítulo publicado por lavaca horas antes, que acaso brinde claves para comprender el fondo de esta agresión.

- “Democracia o burocracia sindical - El parto subterráneo”

“Nosotros no dividimos al crear un nuevo sindicato. Al contrario. La burocracia fue la que dividió cuando aceptó que hubiera precarizados y tercerizados, cuando negocia perjudicando nuestros salarios, cuando aceptan que haya dirigentes en componendas y trabajadores tratados como tarados, cuando el sindicato se pone contra los trabajadores y mandan patotas a asustarte y a pegarte”.

Roberto Pianelli explica así el fondo de una decisión que implica la búsqueda de libertad y autonomía sindical para unos 3.500 trabajadores de los subterráneos. Desde el 5 de febrero (empezando por la línea D) hasta el 11, tanto en subtes como en el Premetro se plebiscitará la creación de un nuevo sindicato que los agrupe fuera de la Unión Tranviarios Automotor (UTA) gremio cuyo grado de agresividad y desinterés hacia los trabajadores ya es un clásico en el sindicalismo argentino. El plebiscito tal vez sea el paso inicial para el nacimiento de la Asociación Gremial de Trabajadores de Subterráneos y Premetro, “aunque todos nos seguirán conociendo como los metrodelegados, o el sindicato del subte”.

No sólo no se trata de dividir, sino de poner en práctica elementos de la legislación vigente (como la ley 23.551 de Asociaciones sindicales), o el fallo de la Corte Suprema y el convenio 98 de la Organización Internacional del Trabajo sobre el derecho de sindicación y negociación colectiva, que avalan, dicen los trabajadores en un comunicado “la posibilidad de crear por parte de los trabajadores su propia organización sindical”.

En cierto modo, ya lo habían hecho.

Pianelli es uno de los 24 integrantes del cuerpo de delegados de Subterráneos de Buenos Aires. Ese cuerpo es la forma organizativa que en los últimos años logró una serie de mejoras (antes se las llamaba “conquistas”) impensables en tiempos de menemismo, neoliberalismo, privatizaciones, fin de la historia, crisis 2001 y otras recordadas guillotinas.

Los trabajadores del subte, en preservación de sus cabezas, tomaron la defensa gremial en sus propias manos durante estos años, mientras la conducción de la UTA (Unión Tranviarios Automotor, que congrega principalmente a los choferes de colectivos) engrosaba sus arcas y sus cinturas dedicándose a tareas menos inhóspitas, tales como mejorar su relación con la empresa Metrovías, y financiar patotas para amedrentar, en el subte, a los díscolos.

- Resultados

Los subterráneos se privatizaron a mediados de los 90, la concesión fue a parar a Metrovìas, empresa del grupo Roggio y -respetando los aires de esos tiempos, de casi 5.000 trabajadores se pasó a una planta de menos de 2.000. Muchas de las tareas, con anuencia del gremio, se “tercerizaron”. Traducción: en lugar de contratar trabajadores para limpiar, por ejemplo, se contrataba a empresas de limpieza, que a su vez pagaban miseria para trabajos precarios y sin protección sindical. Lo mismo con la “seguridad”. Esto además implicaba asociaciones y negocios extras entre la empresa, el sindicato y esas “empresas” cuyos propietarios solían ser un misterio.

Los trabajadores crearon su propio cuerpo de delegados, que con los años se hizo cargo no sólo de sus reivindicaciones, sino también de romper esos sistemas precarios de trabajo. Resultados:

Estabilidad laboral: hace diez años que no hay despidos en el subte.

Recuperación de la jornada de 6 horas por trabajo insalubre, que se había perdido con la privatización.

Fin del fraude laboral que implicaba la tercerización de tareas.

La creación, por lo tanto, de unos 1.500 puestos de trabajo genuinos y no precarizados.

Sensible mejora de las condiciones de trabajo.

Lo mismo con los sueldos (hoy los básicos, sin contar antigüedad, van del mínimo de 2.170 hasta 3.785, según categorías). En el caso de un peón de limpieza, su paso de “tercerizado” a trabajador formal de subtes implicó triplicar su ingreso, y reducir a 6 horas la jornada laboral.

- ¿Qué es la “normalidad”?

Sostiene Pianelli: “Nosotros conseguimos cantidad de mejoras, en medio de una crisis de 2001 que afectó la capacidad de las privatizadas y de la superestructura política de imponer condiciones a los trabajadores. Cuando se empezó a normalizar todo, se normaliza también la situación de los sindicatos,q ue son denunciados desde hace años como un régimen autoritario que hay que acatar como en un ejército. Esto se hizo patético en esta coyuntura con tipos qu hace 6 o 7 años no podían salir en público y hoy aparecen fotografiados con los funcionarios del Estado como representantes del movimiento obrero. Pienso en José Rodríguez (SMATA), en Pedrazza (ferroviarios) y tantos impresentables, que si alguna vez trabajaron fue hace 50 años”.

Pianelli considera que el nivel de vida de estos dirigentes “es el de empresarios multinacionales. Están encima de cualquier empresario nacional o de una PYME. Ni te digo de un trabajador. Vos ves los autos, las mansiones, la ostentación, y te das cuenta. Además las de ellos han sido las prácticas históricas de las que han surgido la Triple A y más recientemente los enfrentamientos por la torta sindical, con muertos y batallas. La normalidad empieza a ser esa”.

- Apóstoles y terroristas

“En los últimos años” narra Pianelli, “hicieron lo posible por echarnos del sindicato, consiguieron bajar el poder adquisitivo de nuestros sueldos, trataron de imponer nuevas condiciones de precarización. Empezó a verse una patota de 50 o 60 tipos que no trabajan pero andan dando vuelas por los lugares de trabajo amedrentando a la gente, mientras concertan todo con la empresa”.

La revista Mu, número 5, se revela de qué modo la oficina de eso que llaman “Recursos Humanos” en Metrovías, se imprimió un manual interno en el que se divide a los trabajadores en “apóstoles” (los 50 o 60 que menciona Pianelli), “indiferentes”, y a los que reclaman por sus condiciones de trabajo y salarios se los encuadraba como “terroristas” (queda como tema a tratar el grado de profesionalismo y salud mental de los “expertos” que realizan tales “diagnósticos” en el mundo actual).

- La acción y el olfato

Pianelli cree que terminó de hartar a los trabajadores la intención de expulsar a los delegados de la UTA, que no tuvo convalidación por parte del Ministerio de Trabajo. “Ya en 2007 un grupo entró al hotel Bauen, a pegarnos mientras hacíamos una conferencia de prensa, y el año pasado esa patota se instaló frente al Servicio de Paz y Justicia (Serpaj) para impedir un encuentro. Andaban en micros, buscándonos por la ciudad. Volvieron a entrar al Bauen, todo un papelón frente a los turistas”.

El cuerpo de delegados, preventivamete, inscribió un sindicato ante el Ministerio de Trabajo. “Todavía no nos dieron el reconocimiento formal, pero queremos que el plebiscito deje claro hacia afuera y hacia adentro cuál es la voluntad de los trabajadores. Luego veremos si iniciamos una desafiliación masiva de la UTA exigiendo que se nos reconozca”.

El nuevo sindicato aspira no sólo a tener mayor autonomía, sino a crear un tipo de relación abierto con los trabajadores. “Ya hay casos como el de FOETRA donde no hay Consejo Directivo sino Consejo Administrativo” ubica Pianelli como ejemplo. “Son señales de la intención de hacer las cosas de un modo distinto”.

Los metrodelegados se enorgullecen de haber rotado en sus cargos: “De lo que fue el primer cuerpo de delegados, quedamos tres, y siempre con la idea de lograr esa rotación y ese estilo compartido y participativo que haga que no te la creas”. A ese estilo abierto no le faltó olfato. Pianelli cree que una clave de sobrevivencia fue haber sabido esperar. “Hubo momentos en que nos atacaron que fueron muy duros, pero tuvimos cierta claridad de saber esperar y actuar cuando más nos convenía. No nos apuramos. Hubo casos de compañeros buenísimos, como los del Casino, que no pudieron hacer eso, y esa lucha terminó mal”.

Si el plebiscito resulta favorable, el nuevo sindicato parece tener un borrador de principios que no suelen ser moda: “Total transparencia en el manejo de los fondos, decisión colectiva para cada reclamo que se emprenda, y trabajar en mejorar las posibilidades de recreación y de salud de los compañeros. Hay una cantidad de patologías por las condiciones laborales de las que nadie se ocupa y si ves lo que es hoy la obra social de UTA, creo que no resistiría una auditoría en serio”. Mientras se termina de preparar todo para el plebiscito, los trabajadores proponen mandar a los mails que aquí se copian, el texto que se reproduce más abajo.


Enviar a:

porunnuevosindicato@metrodelegados.com.ar; Ministro de Trabajo ; Jefatura de Gabinete ; Defensor del Pueblo El siguiente texto:

Me solidarizo con los trabajadores del Subterráneo y el Premetro de la Ciudad de Buenos Aires, quienes realizaran un plebiscito para decidir su futuro sindical, en una muestra de espíritu democrático.- Asimismo, solicitamos al Ministerio de Trabajo dar cumplimiento a la ley de Asociaciones Sindicales, al Fallo de la Corte Suprema de Justicia acerca de la Libertad de Afiliación sindical y al Convenio Nro. 98 de la Organización Internacional del Trabajo.-

Plebiscito... en vivo!

Libertad Sindical
Campaña Nacional e Internacional de Apoyo a la Creación de un Nuevo Sindicato de los Trabajadores del Subte de Buenos Aires.
Los trabajadorxes del subte y el premetro deciden su futuro
Entre los días 5 y 11 de Febrero del corriente año, los trabajadores del Subte de Buenos Aires, realizaremos un plebiscito para decidir en forma democrática si queremos construir un nuevo Sindicato que nos represente.

Hemos tomado esta determinación en base a las facultades que nos brinda la legislación vigente (Ley Nº 23.551 de Asociaciones Sindicales), el reciente Fallo de la Corte Suprema de Justicia de la Nación y del Convenio Nro. 98 de la Organización Internacional del Trabajo sobre el derecho de sindicación y de negociación colectiva, que avalan la posibilidad de crear por parte de los trabajadores su propia organización sindical.

Queremos tomar de conjunto esta decisión dado los continuos problemas que hemos enfrentado con la Unión Tranviarios Automotor (UTA) desde el año 2000, cuando los trabajadores elegimos un cuerpo de delegados que represente nuestros intereses.

A partir de ese momento sufrimos desde la continua falta de respaldo a las medidas decididas democráticamente en asambleas hasta todo tipo de violencia - amedrentamientos, persecuciones, matoneadas y agresiones físicas- como fueron los hechos de público conocimiento en el hotel Bauen cuando intentábamos realizar una conferencia de prensa. Incluso el sindicato intentó en agosto del año pasado expulsar a nuestros delegados, cuestión que el Ministerio de Trabajo impidió.

A pesar de la sostenida hostilidad del sindicato con nuestra representación democrática de base logramos:

- La estabilidad laboral -hace más de 10 años que no hay despidos en el subte-.

- Recuperar la jornada de trabajo de 6 horas de trabajo por realizar un trabajo insalubre, que se había perdido cuando se privatizó el servicio.

- Finalizar con el fraude laboral que implicaba la tercerización de sectores.

- Frenar el abuso patronal y mejorar sensiblemente nuestras condiciones de trabajo.

- Crear 1500 puestos de trabajo.

- Mejorar la capacidad adquisitiva de nuestro salario.

Después del fracaso que implicó el intento de expulsión de nuestros delegados, en diciembre último el sindicato realizó un escandaloso fraude electoral, donde votaron en su gran mayoría personas ajenas a Metrovías y se violaron los propios estatutos de la propia UTA.

Agotados todos los espacios en el sindicato, los trabajadores del subte queremos contar con una herramienta gremial propia que nos permita continuar con la práctica sindical democrática, pluralista y participativa que venimos ejerciendo desde hace años y que nos permitió revertir las duras condiciones de trabajo impuestas por Metrovías.

Por ello les pedimos a la población, a las organizaciones sociales, sindicales y políticas que nos envíen su apoyo y solidaridad en este nuevo camino que emprendemos.

Trabajadores y Cuerpo de Delegados del Subte


Sugerimos enviar el texto que se encuentra más abajo a:

porunnuevosindicato@metrodelegados.com.ar; Ministro de Trabajo ; Jefatura de Gabinete ; Defensor del Pueblo

Me solidarizo con los trabajadores del Subterráneo y el Premetro de la Ciudad de Buenos Aires, quienes realizaran un plebiscito para decidir su futuro sindical, en una muestra de espíritu democrático.-

Asimismo, solicitamos al Ministerio de Trabajo dar cumplimiento a la ley de Asociaciones Sindicales, al Fallo de la Corte Suprema de Justicia acerca de la Libertad de Afiliación sindical y al Convenio Nro. 98 de la Organización Internacional del Trabajo.-

 

 

Ni doble ni triple, sino “estabilidad absoluta”

Ni doble ni triple, sino “estabilidad absoluta”

LOS ABOGADOS LABORALISTAS, A FAVOR DE PROHIBIR DESPIDOS

Ni subsidios ni indemnización agravada. La cuestión parece ser prohibir los despidos por ley o por decreto. Así lo expresaron a PáginaI12 los expertos laboralistas consultados sobre las formas más eficaces de evitar que el costo de la crisis lo paguen los asalariados. “Estabilidad absoluta” es la denominación de lo que consideran más acertado para esta coyuntura, para lo cual coincidieron en que hace falta voluntad del sindicalismo, en primer lugar, y del poder político.

La Asociación de Abogados Laboralistas emitió un documento en el que planteó que la “única alternativa real” es la prohibición de los despidos. “En estos años en gran parte de las actividades hubo grandes ganancias, y siempre se repite la historia: la crisis en los ‘90, luego porque se estaba saliendo de la crisis y ahora porque estamos otra vez en crisis, y aunque disminuyen las ganancias no hay riesgos empresarios importantes”, afirmó Guillermo Pérez Crespo, del Taller de Estudios Laborales.

¿Cómo implementar la prohibición de los despidos?, preguntó este diario. “Lo ideal sería por ley, el Poder Ejecutivo sólo podría hacerlo por decreto, con un mecanismo para que las empresas justifiquen si realmente no hay alternativa al despido, pero tiene que ser una situación de conflicto y gravedad real, no como ahora que las automotrices luego de ganancias fabulosas no pasaron diez minutos de crisis y ya están despidiendo trabajadores”, respondió el especialista. A su criterio, en algunas actividades pueden aparecer las primeras señales de una crisis real, “pero no parece correcto que ya se descarguen las consecuencias en los trabajadores, y en otras actividades ni siquiera hay señales; entonces justamente aparece como excusa para mejorar el índice del costo laboral y también como disciplinamiento de los que reclaman mayor salario o mejores condiciones de trabajo”.

Pérez Crespo consideró que para prohibir los despidos hace falta “voluntad política”, pero destacó que “si no hay una presión sindical seria es más difícil que aparezca”. Respecto del otorgamiento de subsidios, advirtió que “hay que ver cómo se aplican y no puede haber subsidios si se está despidiendo, porque la empresa anuncia que despide a 500, luego echa a 200 y pide un subsidio”. En cuanto a la implementación de dobles indemnizaciones, Pérez Crespo opinó que “es un parche que no ha solucionado nada históricamente”. E insistió en que “habría que explorar mecanismos de prohibición temporaria con cláusulas sancionatorias eficaces, es decir que se declare nulo ese despido mientras dura la prohibición y la empresa sigue pagando el salario del trabajador”.

También para Pedro Kesselman, además de experto laboralista ex convencional constituyente en 1994, hay que “establecer una estabilidad absoluta, es decir la prohibición de los despidos aplicando un criterio muy riguroso: el empleador tiene que justificar por qué despide, no basta invocar la crisis o supuestas recesiones porque en algunos lugares hay picardía, como algunas multinacionales que alivian su situación en los países de origen recargándola aquí”. Según explicó, esto “no es anormal, en países europeos existe, hay que plantear la emergencia que en este caso es la estabilidad del empleo, en este momento hay que garantizar el trabajo y, lamentablemente, la apelación a la conciencia de los empresarios me hace acordar a aquello de (Juan Carlos) Pugliese, ‘les hablé con el corazón y me respondieron con la billetera’”. Kesselman sostuvo que “si hay razones económicas para despedir que lo demuestren porque los balances de las empresas en los últimos años dieron muy buenos resultados, entonces que absorban ellos la crisis porque tienen reservas, muchos han girado dividendos al exterior”. El laboralista recordó el antecedente del estatuto bancario, que dio origen al fallo De Luca, “y ningún banco quebró por el hecho de que en el gremio bancario estaban prohibidos los despidos, por eso, a grandes males grandes remedios”.

En el Departamento Jurídico de la CTA consideran que quienes primero van a sufrir la crisis son los sectores más vulnerables, los trabajadores no registrados o en negro, los precarizados con contratos y pasantías, y los tercerizados. “Ahí se dan los despidos informales, sin procedimiento de crisis”, explicó uno de sus representantes. Desde la CTA también abonaron la iniciativa de la prohibición de los despidos. “Mientras dure la emergencia social el empleador no puede despedir si no existe un procedimiento que, una vez finalizado, lo autorice a través del Ministerio de Trabajo en caso de que se haya demostrado que está en crisis”, explican. “La protección contra el despido arbitrario, como dice la Constitución, se entiende como estabilidad propia, como tiene el empleo público”, agregó el asesor legal de la CTA. En su opinión, “las causas económicas en muchos casos son falsas porque las empresas usan la amenaza de despido para obtener ventajas por parte del gobierno, que está asustado por la situación, que le solventen parte de los salarios”.


//
http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/subnotas/115216-36666-2008-11-18.html

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Un debate pendiente

Un debate pendiente

El reciente fallo de la Corte Suprema que influye sobre el mundo sindical abrió la polémica sobre la representación de los trabajadores.

Por Eduardo Lucita*

El reciente fallo de la Corte Suprema declarando inconstitucional el artículo 41 de la Ley de Asociaciones Profesionales abrió un debate con posiciones aparentemente irreconciliables. Por un lado se sostiene que el fallo tiende a proteger “la libertad y la autonomía sindical”, por el otro que se trata de una definición “liberal e individualista de la libertad sindical”. Ambas posiciones parten de naturalizar la injerencia del Estado en las organizaciones obreras. Más aún cuando estos debates no son nuevos ni las posturas que se cruzan novedosas, por el contrario son la consecuencia lógica de la situación creada hace más de 50 años atrás, cuando los sindicatos, a la par que expandían su influencia en la sociedad, fueran cooptados por el Estado y los trabajadores expropiados de su independencia política.

El fallo incide directamente en los organismos de base tradicionales en el movimiento obrero –comisiones internas, cuerpos de delegados, mesas de reclamos o de representantes– organismos éstos donde la relación capital/trabajo se expresa en forma más cristalina y transparente y donde no están mediadas por las cúpulas burocráticas, su relación con el Estado y los gobiernos de turno.

Los defensores de la central única y sindicato por rama tienen razón cuando señalan que ese modelo gestado a partir de la sindicalización de masas permitió conquistas sociales históricas, pero deben reconocer que esa vitalidad y esa capacidad de negociación no era atributo de las cúpulas ni de las estructuras sindicales, cada vez más burocratizadas, sino que se sustentaba en esa suerte de organización celular que constituyen los Cuerpos de Delegados y las CCII, que al decir del historiador Adolfo Gilly constituyen una verdadera “anomalía argentina”. “Esa red, ese tejido específico e instancias organizativas cuyo funcionamiento escapa a las reglamentaciones del Estado, no solo forma opinión de la clase obrera, se nutre de ella allí donde tiene su identidad profunda y diferenciada de los otros segmentos de la sociedad, se constituye en su expresión política y su formulación orgánica.”

La autonomía de estos organismos de base no surgió de la nada. Recoge antiguas tradiciones, pero se explaya desde mediados de los años ‘40 del siglo pasado y ha estado presente, como un hilo conductor en las grandes luchas obreras. Así fue en la oleada de huelgas durante el primer gobierno peronista; en los tiempos de la resistencia; en el propio Cordobazo; y aun en la creación de las 62 Organizaciones cuando todavía no tenían el aditamento de “peronistas” y sus plenarios eran con “barras”, prefigurando verdaderos congresos obreros. Fueron también el nervio motor de las Coordinadoras de Gremios en Lucha de 1975.

Pero es precisamente desde los momentos iniciales, de este fenómeno político que no tiene muchos antecedentes en el mundo, que el Estado busca limitarlo, limando sus aristas más filosas, tratando de encorsetar el conflicto de clases inevitable en toda sociedad capitalista. Que otra cosa es sino la Ley de Asociaciones Profesionales. Tal vez convenga recordar que un país con larga tradición sindical como el Uruguay no tiene este tipo de leyes que interfieren en la libre organización de los trabajadores. La sancionada en la época de Frondizi fue un reconocimiento a la estructura sindical que la “Libertadora” quiso pulverizar, pero al mismo tiempo sancionó las herramientas jurídicas para reforzar el control burocrático de las organizaciones obreras. El proyecto de Ley Mucci, que buscaba la representación de las minorías, fue rechazado por el Congreso. El viraje del alfonsinismo a un acuerdo con la burocracia sindical terminó implantando el artículo 41 ahora declarado inconstitucional.

Es demasiado evidente: cuando los trabajadores mantenían niveles de ocupación y de unidad social y la fragmentación era incipiente, el Estado intervino para limitar la elección de representantes genuinos. Ahora cuando la reestructuración del capital, los nuevos patrones de acumulación y de gestión de la fuerza de trabajo, impusieron altos niveles de fragmentación, el Estado vuelve a intervenir en sentido contrario.

La resolución de la Corte Suprema puede, según como la instrumente el gobierno, garantizar la elección de delegados no afiliados, e incluso que la CTA consiga su reclamada personería jurídica, pero al mismo tiempo puede dar lugar a que las patronales impulsen sindicatos por empresa, más amarillos que muchos de los actuales, o su contrapartida, pequeños sindicatos “rojos”. En los primeros predomina la lógica del capital, los segundos pueden llevar al aislamiento.

Pero nada de esto garantiza la democracia sindical, que es lo único que en la fragmentación actual puede aportar a la unidad social de los trabajadores. La democracia sindical se constituye a través de un conjunto de normas y criterios que el propio movimiento obrero se debe dar para regir sus actividades cotidianas y en las que nada tiene que hacer el Estado. Representación de las minorías, rotación de los dirigentes, carácter imperativo de los mandatos asamblearios, libre expresión de las diferentes corrientes internas, libre elección y revocabilidad.

Estos aspectos, constitutivos de cualquier régimen de democracia sindical, están ausentes en la gran mayoría de nuestras organizaciones sindicales, resulten inscriptas en una u otra central. Y es el verdadero debate pendiente.

* Integrante del colectivo EDI-Economistas de Izquierda.

Un engaño para descargar la crisis sobre los trabajadores

Un engaño para descargar la crisis sobre los trabajadores

Tanto el gobierno como los burócratas de ATSA, con su silencio y complicidad, como las patronalse sanitarias, que nos tienen acostumbrados a descargas sus crisis en quienes producimos su riqueza, están preparando los argumentos legales y politícos para aprovechar la crisis y pegarnos de la forma que más nos duela y sacarnos más el jugo todavía. Los despidos, suspensiones y reduciones de derechos que hoy son cosa común en otras ramas ,aún no son masivas en sanidad, pero la voracidad patronal las aplicará más temprano que tarde.Preparemos la respuesta de los trabjadores de la sanidad!!!!

Preventivo de crisis: un engaño para descargar la crisis sobre los trabajadores

Por Ruben Tripi - Abogado del CeProDH

El llamado procedimiento preventivo de crisis nace a finales de los 80 con la ley 24013, complementada por distintos decretos de Alfonsín, Menem y De la Rúa.

Según el mecanismo, antes de tomar medidas (contra los trabajadores), las empresas deben previamente comunicarlas (10 días antes) al Ministerio de Trabajo, y a la asociación sindical “con personería gremial” que represente a los trabajadores. Según la ley, deben explicar las causas que ‘justificarían’ suspensiones, reducción de la jornada o despidos, definir si son transitorias o definitivas e individualizar a los trabajadores afectados.

La lógica es que, el Ministerio debe ‘buscar un acuerdo’ mediante audiencias y tiene la facultad de revisar la contabilidad de la empresa, como medida elemental para ver de qué crisis se trata.

La patronal –según la norma- debe pedir este procedimiento (también puede hacerlo el sindicato) cuando se afecta un mínimo del 15 % del personal en empresas de menos de 400 trabajadores; el 10% cuando tiene entre 400 y 1.000 trabajadores y el 5% de cuando tiene más de 1.000.

Durante el lapso de negociación, según la ley el empresario tiene el deber de dar ocupación a sus empleados (si despide o suspende debe reintegrarse al trabajador y pagarse los salarios caídos), y estos no deben efectuar medidas de fuerza. No hay sanción si la patronal toma las medidas antes del procedimiento, aunque si los trabajadores responden con medidas de acción directa, puede declararse la conciliación obligatoria.

Así, es evidente que el preventivo se convierte en un chantaje por el cual las empresas, aduciendo crisis, buscan descargar suspensiones o despidos, o atacar las condiciones laborales. Lejos de una ‘mediación’, se convierte en una maniobra contra los trabajadores.

¿Por qué? Si los trabajadores no admiten pagar la crisis real o supuesta, aceptando el plan empresario para “resolverla” y no se llega a un acuerdo, la patronal está en condiciones de despedir legalmente. De esta manera, el preventivo sirve para despedir de forma consensuada o para habilitar los despidos si no hay consenso. Además, si se llega al acuerdo y este es homologado por el Ministerio, tiene fuerza de convenio colectivo (modificando a la baja el vigente hasta el momento).

La experiencia indica que, generalmente, con las dirigencias gremiales burocráticas, este procedimiento ha sido un mero trámite, donde ante un escrito de la empresa, el sindicato acepta rápidamente, el Ministerio homologa (le da legalidad) y luego se “comunica” a la base el ataque patronal.

Rechazar la maniobra

Contra esta trampa, la organización y movilización de los trabajadores es vital.

En el caso de Zanon la patronal presentó un preventivo de crisis que fue rechazado por los trabajadores que investigaron las ganancias (con la colaboración de estudiantes y profesionales de la universidad regional) y demostraron que el plan patronal era una estafa para aumentar la explotación obrera. Así y todo, los ceramistas tuvieron que salir a luchar decididamente para rechazar este ataque. En el caso de Mafissa el preventivo presentado por la patronal fue rechazado por el propio Ministerio, tras una dura pelea de los trabajadores. Sin embargo, esto no impidió que la patronal llevara adelante su plan ayudado por el propio gobierno que dispuso de 700 policías para desalojar la planta. Ahora en Fate, luego de obtener superganacias, la empresa presenta un preventivo de crisis para que los trabajadores acepten despidos o rebaja salarial. “Para poder seguir funcionando y no se pierdan todos los puestos de trabajo” dirá pronto la empresa. No importa que la empresa haya embolsado en los últimos 5 o 6 años cientos de millones, la empresa alega crisis y aunque no lo demuestre legalmente se la habilita a despedir.

Por eso, hay que rechazar los preventivos de crisis antiobreros, pedir la apertura de los libros de contabilidad de aquellas empresas que aducen crisis, para mostrar a los ojos de todos cuánto han ganado en estos años. Si los empresarios no pueden sostener la producción y los puestos de trabajo, si quieren cerrar o despedir, queda la expropiación de la fábrica y su puesta en funcionamiento bajo gestión obrera como salida para que los trabajadores no paguen las crisis capitalistas.


CEPRODH

Centro de Profesionales por los Derechos Humanos

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres